Coaching

Mi primer contacto con el coaching fue a través de Ruben Turienzo. Supermegainteresante; un antes y un después. Trabajamos, sobre todo, cómo puede el coaching mejorar las organizaciones. Después profundicé el en coaching personal con Javier Muñoz, una persona que te contagia su entusiasmo. Ahora me estoy formando con el maestro Joan Devecchi, un monstruo (en el buen sentido 😉

La coachingdemia me ha llevado al escepticismo, como te conté aquí aunque Mariano, mi socio, me ha ayudado más de una vez a centrarme usando técnicas de coaching.

Cuando cayó en mis manos “Lexicoach“, el manual de Joan Devecchi, me atrapó. No es un manual al uso; es una caja de herramientas. Me pareció interesante, lo devoré pero…. se quedó ahí. Ahora, en sus clases, lo estoy somatizando. Claro ejemplo de que el aprendizaje, con un sherpa, es más rápido y eficiente. Otro día hablaremos de los sherpas del aprendizaje.

Bueno, todo esto simplemente para comentarte que el coaching puede ser un recurso para tu eficiencia personal y también para tu bienestar. Sólo hay un pero: el compañero o compañera de viaje. Debes seleccionar muy bien quien te acompañará en ese proceso.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s