…y Habitissimo cumplió cuatro años.

Intenté que la disciplina no me impidiese ver el bosque y, ya ves, pasan las semanas y no acudo a la cita contigo en el blog 😦

Hoy saltó la chispa, quiero contarlo. Día intenso el viernes. Venía de una tarde del jueves empoderando en competencias digitales a empresarios para crear, con Google +, la Comunidad del GE Business Club. El viernes empezo perdiéndome, y lo siento, el desayuno de Lilian Goberna porque tuve que cerrar los últimos flecos de unos cursos. Pude enlazar a tiempo para la comida del Foro RRHH IB, donde siempre te encuentras con gente interessante como Donna Pace, con quien tuve el placer de intercambiar puntos de vista sin hablar en ningún momento de sombreros de colores 😉 para acabar en la fiesta de Habitissimo. Y de eso es de lo que te quería hablar.

Habitissimo cumple 4 años de éxitos. Es más, como decían en Teknautas, “Internet sale al rescate del ladrillo español a través de Habitissimo“. Ahí es nada: mira su evolución que hace realidad la frase de @jordiber recogida por@verorossello. Es decir, que SÍ SE PUEDE 😉

Habitissimo es una empresa diferente, que un día, si no lo es ya, será case study en las escuelas de negocios. Al tiempo. Mientras tanto, no los pierdas de vista, que seguro que nos siguen sorprendiendo 🙂

Ah!, y feliz coincidencia en la fiesta con Suki que nos autorizó para usar sus fotos en copyleft  para los materiales didácticos de Agencia de Aprendizaje. Gracias 🙂

Coaching, aloe vera y coachingdemia.

rafa goberna

Rafa Goberna nos encandiló el pasado jueves desmitificando el coaching, en el ciclo de conferencias abiertas del Curso Superior de Coaching (Devecchi/Dskonsulting).

Denunció el uso y el abuso del concepto y la jeta de algunos coach formados en cursos de un solo fin de semana, definiendo a un fontanero como coach de bienestar doméstico… al tiempo que reivindicaba la normalidad del coaching como sistema, método, proceso de crecimiento y desarrollo personal.

Encontró similitudes entre el coaching y el aloe vera (ambos sirven para muchas cosas) y evocó un panorama pandémico, la coachingdemia, término que, dijo, tomaba prestado de Francesc Beltri.

Y aquí podía haber acabado la conferencia: nos había situado ante la realidad del coaching desde la ironía. Empezó por lo que estaba mal para poner luego negro sobre blanco: el coaching tiene muchas posibilidades, más allá de ser más o menos cool. Me fijé más cuando hablaba de aprendizaje… 🙂

Partió de una premisa interesante: el coaching da “permiso social” para establecer procesos de mejora. Es importante: aceptamos que podemos mejorar; de eso va el aprendizaje. Después nos dice que aprender es cambiar, que si no hay aprendizaje no hay cambio; aprender es duro porque supone desaprender, lo que antes te funcionaba ahora lo tienes que dejar de hacer. Esta última idea es importantisima para el cambio de época, que no época de cambios, que nos ha tocado vivir. El cambio, la turbulencia, la inestabilidad es la nueva normalidad. Hay que asumirlo y prepararse para ello. Ya lo dice Rafa: si el entorno fuera estable no haría  falta aprender.

Ah, y si te interesa el coaching recuerda  que el curso tendrá una nueva edición después del verano….

Avanzar a lomos de dromedarios….

camellos

Esta mañana he estado, una vez más, en un desayuno de la Cámara, via Dskonsulting y, esta vez, también Lilian Goberna. La ponencia, una vez más, interesante; aquí la crónica oficial.

De lo mucho interesante que nos ha contado Alejandro Szilágyi, me quedo con una obviedad que, a menudo, por obvia, olvidamos: hay que dar un paso atrás para tomar impulso. Fíjate en los lomos de dromedario -o camello- del gráfico: así se asciende.

La evolución no es linealmente ascendente sino que cada cambio supone una adaptación, una incertidumbre, una dificultad… una implementación. Es decir, reducimos velocidad para después poder ir más rápido. Y añado yo: no pararse a pensar, no pararse a reflexionar, no pararse a afiliar el hacha; en definitiva, a echar gasolina puede implicar que no lleguemos a nuestro destino.

Así pues, toma impulso si quieres llegar más lejos 😉

Algunas frases de Toni Nadal, entrenador de Rafa.

He estado en la conferencia de Toni Nadal, en el marco del CURSO SUPERIOR DE COACHING que organizan Joan Devecchi y Dskonsulting. [ Al loro, porque se está preparando el segundo 😉 ] y “el tío de Rafa” ha “soltado” algunas “perlas” que quiero compartir:

  • – Un padre: ¿esto es lo que le enseñas a mi hijo?

             – Toni: No, esto es lo que él aprende

  •  Rafa, niño, jugaba con una raqueta rota y su tío le pregunta si no se ha dado cuenta. El responde:
            – “Estoy tan acostumbrado a tener yo la culpa de lo que me pasa que no imaginé que pudiese haber otra causa”

  • Rafa y su tío cenan con un patrocinador, poco antes de un partido. Rafa, como siempre come mucho: dos pizzas. Al día siguiente comentan que irán a jugar a golf. Rafa pierde el partido y el patrocinador pide explicaciones: no cuida su alimentación y se distrae con el golf. Poco después Rafa gana todos los partidos y sigue con sus hábitos. El patrocinador dice que la pizza es porque consume mucha energía en los partidos y el golf le relaja y ayuda a concentrarse.
  • Le preguntan a Toni Nadal por unas raquetas “maravillosas”. El contesta: “No es el flechero, es el indio”.
  • El hermano y tío, Miguel Ángel Nadal, nunca estuvo en la selección balear.

Son pequeños flashes de urgencia. Las conclusiones las dejo para tí, o para otros posts: diferencias entre formación y aprendizaje, resposabilidad, técnicas  falacias milagrosas, capacidad de superación, no sucumbir al desaliento… Nada, que ha sido una conferencia muy interesante; quizá  otros cronistas te lo contarán mejor, yo simplemente te doy unos “brochazos“. Ah!, la foto se la he cogido prestada a Montse de DsKonsulting.

Casual Learning

Sentarse con gente interesante puede acabar resultando una experiencia de aprendizaje. Esta es mi percepción después de compartir dos jornadas con Laura -muchas horas de vuelo-, Tona -culo inquieto- y Mariano, mi socio, con el que estamos iniciando la construcción de nuestra catedral.

La receta es muy sencilla:

– Alguien que viene de fuera, una conocida virtual: Laura

– Alguien que “conecta los puntos“, una “nexialista”: Tona, conocida y conocedora de tod@s

– Alguien -alguienes- que quiere hacer “turismo neuronal“: Mariano y Toni

Se agita, descontextualizando, es decir, saliendo del medio habitual -por ejemplo aquí y aquí– y, simplemente, se fluye…

Se fluye el primer día, cual vuelo de aproximación y el segundo se aterriza. Resultado: desarrollo teórico de siete conceptos (no te los cuento porque es secreto de confesión :P) y cinco posibilidades de coworking o, lo que no siempre es lo mismo, co-business.

¿Qué donde está el aprendizaje? Pues evidentemente no se encuentra en la página 27 del Manual sino en el desarrollo teórico de conceptos e ideas. ¿Y esto es útil? Creo que sí, para todas las métricas: se acumula conocimiento (suficiente para algunos, para nosotros no, pues es muy fácil de olvidar) que se orienta a la acción, es decir, se incorpora (esto es lo importante) en los procedimientos, en los hábitos, en las competencias. Es un aprendizaje orientado a la acción: “cinco posibilidades de coworking-cobusiness”.

Y todo esto sin pizarra, sin powerpoint y sin aula. Sólo con ganas de aprender: ¿casual learning?

En la FOTO yo soy el que estaba delante del iPhone y Laura la que está -siempre- detrás. Entre Cala Gamba y Es Carnatge, en Mallorca. La primera semana del año es un buen momento para mirar al horizonte. Esto es lo que nosotros hicimos individual y colectivamente.

eLearning para freír un huevo

Se aprende a freír un huevo friendo huevos. Esta obviedad la olvidan muchos sistemas de ¿aprendizaje?. Siempre hemos querido repetir lo que mil veces vimos en los dibujos animados; te tomas la pócima y ya eres más lo que quieras: listo, alto, fuerte, guapo…

A ese reto no se han podido sustraer las mercancías de formación. Aprender con un ordenador es más guay y con un móvil no veas; incluso si haces el curso te podemos regalar una tablet !! Aunque es absurdo llenar las aulas de ordenadores” y todos sabemos que si estás haciendo algo mal, en el mejor de los casos lo seguirás haciendo digitalmente mal. Sí, ya sé que a “los mercados” no les importa: págame y olvídame. Tanto da vender la última dieta milagrosa o la app revolucionaria para aprender idiomas…

El eLearning tiene buena prensa: reducción de costes – y más ahora-, aprender a tu ritmo, salvar las distancias geográficas, libertad de horarios. De acuerdo pero ¿es lo mismo impartir formación que recibir aprendizaje?. Yo creo que no.

Recientemente se ha presentado el primer barómetro de e-learning en Europa, que plantea como conclusiones:

En primer lugar, se puede afirmar que, en efecto, existe una pauta europea de utilización del e-learning. Parece que en todos los mercados estudiados se utiliza el mismo sistema para presentar y aplicar los cursos de e-learning, independientemente del grado de madurez que tenga cada mercado y de sus particularidades culturales.

Segunda conclusión: en cuanto a la expansión del e-learning; aunque el proceso todavía no ha concluido, augura un brillante futuro. Tanto en términos estadisticos como en lo que respecta a las personas interesadas, este modo de formación se encuentra en pleno crecimiento. El estudio pone de manifiesto que, cuanto mayor es el uso del e-learning, mayores son las expectativas de ampliarlo en años venideros, sobre todo aumentando la cantidad de soportes y dispositivos.

Por último, destacar que el blended learning es el más solicitado, aunque cada vez más empresas piden cursos de e-learning en modalidad de autoservicio y sistemas para que un gran número empleados tengan acceso a plataformas interactivas. El e-learning se convierte, por lo tanto, en un elemento fundamental para impulsar el rendimiento individual y colectivo.

No vamos aquí a negar la evidencia de las virtudes de la formación a distancia o semi-presencial (ambas calificaciones con todos los matices: sincrónica, asincrónica, interactiva, pasiva,…) pero sí llamar la atención sobre la calidad de esa formación. Se dice que el papel lo aguanta todo y parece que la web también. Cansa ver ofertas de cursos que son verdaderas tomaduras de pelo y cansa doblemente si esa “formación” llegase a ser bonificada.

Necesitamos estándares de calidad, profesores y alumnos, empresas y administraciones, que nos garanticen una formación para el empleo de calidad, la Norma  UNE 66181, de  Calidad en la formación virtual puede ser el primer paso de ese camino. Decíamos al principio que se aprende a freír un huevo friendo huevos, no podemos llamar aprendizaje a la certificación de la presencia durante n horas mientras alguien hablaba de un tema.

Repito, la formación no es una mercancía, es un proceso de cambio -mejora de habilidades y competencias- que se produce en las personas. No puede ser un “coge el dinero y corre”. Nos interesa a tod@s.

Del coworking al knowcrossing

@miguelvalens presentando a @cesar_llorente

El coworking está de moda. Antes fue el coaching, la business intelligence o el cuadro de mando integral. Nos da por palabros que, cual canción del verano, se cuelan en nuestras conversaciones. A veces, más que canción del verano parecen anunciaciones del Espíritu Santo; buenanuevas, piedras filosofales que esperamos actúen cual espinacas de Popeye. Tales circunstancias no les invalidan, si separamos la paja del grano, claro.

Ayer estuve en una magnífica conferencia de César Llorente, excelente organización de CoWorking Mallorca. No, no es por hacerles la pelota, es que se lo han currado. Abrimos boca con la entrevista que Marga Vives, “A vivir que son dos días Baleares”, les hizo a César y a Verónica Rosselló (aquí el podcast ) y la mantuvimos abierta con la de @EstabloPegaso, Elena Soto,  aquí en Baleópolis.

Decía que el coworking está de moda. Hace unos días, el amigo Toni Gutiérrez ( @antonigr ) nos hablaba en “Cinco Días” del coworking como ecosistemas de innovación y a finales de este mes tenemos la Coworking Spain Conference

En palabras de Gutiérrez-Rubí

El coworking está emergiendo con fuerza. Se trata de una manera innovadora de trabajar que permite que distintos profesionales independientes, de sectores multidisciplinares, compartan una misma oficina o espacio donde (en un ambiente informal) pueden, además, establecer colaboraciones, hacer networking, intercambiar experiencias  y consejos o desarrollar proyectos conjuntos. La motivación económica podría ser una de las causas de esta tendencia pero, en realidad, existen poderosas razones para pensar que nos encontramos ante un nuevo modelo de trabajo propio de la Sociedad Red.

César pone el acento en que

Se trata de una forma de trabajo, que va mucho más allá del espacio, es un cambio de actitud y, básicamente, consiste en ver a los demás como posibles colaboradores y no como competencia.

Escuchándole pensaba que quizá podemos ir un poco más allá. El coworking, aunque ecosistema, es un P2P, persona a persona; siguiendo la filosofía del bookcrossing -liberar libros- podemos liberar datos (open data) pero también conocimiento, ¿algo así como el Knowcrossing?

Es lo que ya estan haciendo muchas personas a través de blogs y redes sociales aunque ahora le hemos puesto nombre. Es cierto que Julen Iturbe lleva tiempo hablando de empresa abierta. En fin, como decía el título de la conferencia, compartir para crecer: coopetencia

Y tu ¿ liberas datos o bunkerizas tu vida ?.