eLearning para freír un huevo

Se aprende a freír un huevo friendo huevos. Esta obviedad la olvidan muchos sistemas de ¿aprendizaje?. Siempre hemos querido repetir lo que mil veces vimos en los dibujos animados; te tomas la pócima y ya eres más lo que quieras: listo, alto, fuerte, guapo…

A ese reto no se han podido sustraer las mercancías de formación. Aprender con un ordenador es más guay y con un móvil no veas; incluso si haces el curso te podemos regalar una tablet !! Aunque es absurdo llenar las aulas de ordenadores” y todos sabemos que si estás haciendo algo mal, en el mejor de los casos lo seguirás haciendo digitalmente mal. Sí, ya sé que a “los mercados” no les importa: págame y olvídame. Tanto da vender la última dieta milagrosa o la app revolucionaria para aprender idiomas…

El eLearning tiene buena prensa: reducción de costes – y más ahora-, aprender a tu ritmo, salvar las distancias geográficas, libertad de horarios. De acuerdo pero ¿es lo mismo impartir formación que recibir aprendizaje?. Yo creo que no.

Recientemente se ha presentado el primer barómetro de e-learning en Europa, que plantea como conclusiones:

En primer lugar, se puede afirmar que, en efecto, existe una pauta europea de utilización del e-learning. Parece que en todos los mercados estudiados se utiliza el mismo sistema para presentar y aplicar los cursos de e-learning, independientemente del grado de madurez que tenga cada mercado y de sus particularidades culturales.

Segunda conclusión: en cuanto a la expansión del e-learning; aunque el proceso todavía no ha concluido, augura un brillante futuro. Tanto en términos estadisticos como en lo que respecta a las personas interesadas, este modo de formación se encuentra en pleno crecimiento. El estudio pone de manifiesto que, cuanto mayor es el uso del e-learning, mayores son las expectativas de ampliarlo en años venideros, sobre todo aumentando la cantidad de soportes y dispositivos.

Por último, destacar que el blended learning es el más solicitado, aunque cada vez más empresas piden cursos de e-learning en modalidad de autoservicio y sistemas para que un gran número empleados tengan acceso a plataformas interactivas. El e-learning se convierte, por lo tanto, en un elemento fundamental para impulsar el rendimiento individual y colectivo.

No vamos aquí a negar la evidencia de las virtudes de la formación a distancia o semi-presencial (ambas calificaciones con todos los matices: sincrónica, asincrónica, interactiva, pasiva,…) pero sí llamar la atención sobre la calidad de esa formación. Se dice que el papel lo aguanta todo y parece que la web también. Cansa ver ofertas de cursos que son verdaderas tomaduras de pelo y cansa doblemente si esa “formación” llegase a ser bonificada.

Necesitamos estándares de calidad, profesores y alumnos, empresas y administraciones, que nos garanticen una formación para el empleo de calidad, la Norma  UNE 66181, de  Calidad en la formación virtual puede ser el primer paso de ese camino. Decíamos al principio que se aprende a freír un huevo friendo huevos, no podemos llamar aprendizaje a la certificación de la presencia durante n horas mientras alguien hablaba de un tema.

Repito, la formación no es una mercancía, es un proceso de cambio -mejora de habilidades y competencias- que se produce en las personas. No puede ser un “coge el dinero y corre”. Nos interesa a tod@s.

Del coworking al knowcrossing

@miguelvalens presentando a @cesar_llorente

El coworking está de moda. Antes fue el coaching, la business intelligence o el cuadro de mando integral. Nos da por palabros que, cual canción del verano, se cuelan en nuestras conversaciones. A veces, más que canción del verano parecen anunciaciones del Espíritu Santo; buenanuevas, piedras filosofales que esperamos actúen cual espinacas de Popeye. Tales circunstancias no les invalidan, si separamos la paja del grano, claro.

Ayer estuve en una magnífica conferencia de César Llorente, excelente organización de CoWorking Mallorca. No, no es por hacerles la pelota, es que se lo han currado. Abrimos boca con la entrevista que Marga Vives, “A vivir que son dos días Baleares”, les hizo a César y a Verónica Rosselló (aquí el podcast ) y la mantuvimos abierta con la de @EstabloPegaso, Elena Soto,  aquí en Baleópolis.

Decía que el coworking está de moda. Hace unos días, el amigo Toni Gutiérrez ( @antonigr ) nos hablaba en “Cinco Días” del coworking como ecosistemas de innovación y a finales de este mes tenemos la Coworking Spain Conference

En palabras de Gutiérrez-Rubí

El coworking está emergiendo con fuerza. Se trata de una manera innovadora de trabajar que permite que distintos profesionales independientes, de sectores multidisciplinares, compartan una misma oficina o espacio donde (en un ambiente informal) pueden, además, establecer colaboraciones, hacer networking, intercambiar experiencias  y consejos o desarrollar proyectos conjuntos. La motivación económica podría ser una de las causas de esta tendencia pero, en realidad, existen poderosas razones para pensar que nos encontramos ante un nuevo modelo de trabajo propio de la Sociedad Red.

César pone el acento en que

Se trata de una forma de trabajo, que va mucho más allá del espacio, es un cambio de actitud y, básicamente, consiste en ver a los demás como posibles colaboradores y no como competencia.

Escuchándole pensaba que quizá podemos ir un poco más allá. El coworking, aunque ecosistema, es un P2P, persona a persona; siguiendo la filosofía del bookcrossing -liberar libros- podemos liberar datos (open data) pero también conocimiento, ¿algo así como el Knowcrossing?

Es lo que ya estan haciendo muchas personas a través de blogs y redes sociales aunque ahora le hemos puesto nombre. Es cierto que Julen Iturbe lleva tiempo hablando de empresa abierta. En fin, como decía el título de la conferencia, compartir para crecer: coopetencia

Y tu ¿ liberas datos o bunkerizas tu vida ?.

Formación para el empleo

 Las cosas, nos guste o no, son como son y no como nos gustaría que fuesen. Por ejemplo, la treintaiseisava Reforma Laboral es un indicador de la imprescindible competitividad en el mundo laboral. Ante esta situación ¿qué hacer?. Muy sencillo, formarse. Es aquello de Darwin: los más adaptables.

Es una obviedad que nuestro proceso formativo no acaba cuando dejamos la escuela. Lo que pasa es que, a veces, las obviedades, por obvias, se obvian. Se olvidan. Hablamos de aprendizaje a lo largo de toda la vida, la propia Reforma Laboral habla de la Formación, hay acciones del Estado y los agentes sociales en pro de la formación para el empleo

El derecho a la educación tiene en la formación profesional una vertiente de significación individual y social creciente. La cualificación profesional que proporciona esta formación sirve tanto a los fines de la elevación y nivel de la calidad de vida de las personas como a los de la cohesión económica y social y del fomento del empleo

Y tú, te has plantado dónde quedas en todo ésto. ¿Qué papel juegas y qué papel vas a jugar? ¿Qué prefieres, prevenir o curar? Tu decides.

La IMAGEN es una caricatura de Darwin en Wikipedia.

La formación en la #reformalaboral

Se puede estar a favor o en contra de la reforma laboral pero, hoy, es ley. Más allá de grandilocuentes ruedas de prensa u opinados análisis no está demás leerse la letra pequeña, la del BOE, que es la que vale. Intentemos ver “oportunidades” en el campo de la Formación:

Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral

El objetivo es la flexiseguridad. Con esta finalidad, el presente real decreto-ley recoge un conjunto coherente de medidas que pretenden fomentar la empleabilidad de los trabajadores, reformando aspectos relativos a la intermediación laboral y a la formación profesional.

***

El desarrollo de la formación profesional para el empleo ha sido notable en las últimas dos décadas, con un significativo incremento de la participación de empresas y trabajadores en las acciones formativas, si bien se han puesto de manifiesto también ciertas necesidades de mejora. El real decreto-ley apuesta por una formación profesional que favorezca el aprendizaje permanente de los trabajadores y el pleno desarrollo de sus capacidades profesionales. El eje básico de la reforma en esta materia es el reconocimiento de la formación profesional como un derecho individual, reconociéndose a los trabajadores un permiso retribuido con fines formativos. Asimismo, se reconoce a los trabajadores el derecho a la formación profesional dirigida a su adaptación a las modificaciones operadas en el puesto de trabajo. También se prevé que los Servicios Públicos de Empleo otorgarán a cada trabajador una cuenta de formación asociada al número de afiliación a la Seguridad Social, y se reconoce a los centros y entidades de formación, debidamente acreditados, la posibilidad de participar directamente en el sistema de formación profesional para el empleo, con la finalidad de que la oferta formativa sea más variada, descentralizada y eficiente.

…en aquellos despidos colectivos que afecten a más de cien de trabajadores, la ley contempla una efectiva obligación empresarial de ofrecer a los trabajadores un plan de recolocación externa, que incluya medidas de formación, orientación profesional, atención personalizada y búsqueda activa de empleo.

Sigue leyendo