Innovación programada

No hay mejor improvisación que la que está perfectamente planificada. Podemos ir a merced de las olas o dirigirnos a un determinado puerto. Planificar, programar son verbos que nos permiten dirigirnos a un punto concreto del horizonte.

A raiz de un documental emitido en televisión, se popularizó el concepto de obsolescencia programada.

Vamos a invertir los términos, vamos a verlo desde otro punto de vista. Si queremos ir a la luna necesitamos un cohete pero si no podemos/sabemos construir un cohete igual nos es más fácil primero con un globo aerostático y más tarde con un avión. Moraleja: innovación programada es acercarnos poco a poco a nuestro sueño a partir de los recursos disponibles, con ensayo-error, trabajos alimenticios y lo que haga falta. Tacita a tacita…