Formación para el empleo

 Las cosas, nos guste o no, son como son y no como nos gustaría que fuesen. Por ejemplo, la treintaiseisava Reforma Laboral es un indicador de la imprescindible competitividad en el mundo laboral. Ante esta situación ¿qué hacer?. Muy sencillo, formarse. Es aquello de Darwin: los más adaptables.

Es una obviedad que nuestro proceso formativo no acaba cuando dejamos la escuela. Lo que pasa es que, a veces, las obviedades, por obvias, se obvian. Se olvidan. Hablamos de aprendizaje a lo largo de toda la vida, la propia Reforma Laboral habla de la Formación, hay acciones del Estado y los agentes sociales en pro de la formación para el empleo

El derecho a la educación tiene en la formación profesional una vertiente de significación individual y social creciente. La cualificación profesional que proporciona esta formación sirve tanto a los fines de la elevación y nivel de la calidad de vida de las personas como a los de la cohesión económica y social y del fomento del empleo

Y tú, te has plantado dónde quedas en todo ésto. ¿Qué papel juegas y qué papel vas a jugar? ¿Qué prefieres, prevenir o curar? Tu decides.

La IMAGEN es una caricatura de Darwin en Wikipedia.

Emprender es, también, otra forma de mirar.

He puesto, con Tagxedo, el blog en una estrella. Es otra forma de mirar, otro punto de vista. Aleatorio desde luego, donde puedes ver qué palabras destacan, conceptos con los que jugar y quizá, generar un proceso creativo, nuevas ideas.

Cuando la cabeza está embotada, cuando las neuronas patinan o, simplemente, cuando vemos que no llegamos a ninguna conclusión, ordenar los conceptos de otra manera, poner las ideas de otra forma nos puede resultar útil, práctico, interesante y fructífero. Pruébalo !!   😉

Competencias básicas

Vamos al grano: competencias básicas, las habilidades que debe adquirir un estudiante durante la escolarización obligatoria. Muy bien, hasta ahí la teoría pero todos hemos oído hablar del aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Las competencias básicas son:

  • Competencia en comunicación lingüística.
  • Competencia matemática.
  • Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico.
  • Tratamiento de la información y competencia digital.
  • Competencia social y ciudadana.
  • Competencia cultural y artística.
  • Competencia para aprender a aprender.
  • Autonomía e iniciativa personal.

Es decir, se supone que salimos del colegio siendo competentes en estas ocho habilidades pero

Dados los nuevos retos que la globalización sigue planteando a la Unión Europea, cada persona necesitará una gama de competencias para adaptarse de modo flexible a un mundo que está cambiando con rapidez. (*)

Ahí es donde vamos a trabajar nosotros. De entrada, Ser competente en Internet, las mejores habilidades para desenvolverse en ese mundo digital dinámico y cambiante que cada día condiciona más nuestras vidas.

Entendemos los procesos de aprendizaje desde el paradigma constructivista donde

…el proceso de enseñanza-aprendizaje se percibe y se lleva a cabo como proceso dinámico, participativo e interactivo del sujeto, de modo que el conocimiento sea una auténtica construcción operada por la persona que aprende.

Nuestra idea es partir de tus necesidades y centrarnos en ellas para, juntos, conseguir las competencias concretas que necesitas, sin adornos, sin florituras, sin rellenos,…

U, unión.

Unión entendida como Red. Internet nos lleva a la sociedad red. Redes Sociales es otra palabra de moda  para un concepto tan antiguo como la Humanidad misma: la gente se junta para hacer cosas. Internet ofrece posibilidades, que están ahí aunque a algunos no les gusten: horizontalidad, transparencia, deslocalización.

Horizontalidad porque Internet es plano, tod@s somos importantes y tod@s tenemos parecidas posibilidades, sin necesidad de jerarquías. Transparencia porque es muy fácil que corra la información y deslocalización porque da igual dónde estes, mientras tengas acceso.

Con esos mimbres, pensamos, pueden hacerse muchas cosas. Y las haremos 😉

O, Observatorio

También de oportunidad. Vamos a observar oportunidades, intuir tendencias. Con una metodología precisa intentaremos analizar lo que acontece y hacia donde nos llevan esos acontecimientos. “Ningún viento es favorable para el que no sabe a dónde va” y si sabes a dónde vas la mejor manera de llegar es con una buena hoja de ruta que tenga en cuenta las previsibles incidencias que te vas a encontrar. Y un mapa para saber por donde pisas.

I, Internet.

No hace muchos años ni siquiera la fotocopia era habitual entre nosotros aunque ahora ya ni recordemos cómo era nuestra vida sin móvil. No nos perderemos en disquisiciones filosóficas, se trata, simplemente, de resaltar lo obvio: Internet es un mundo de posibilidades que no estamos aprovechando. Ni nativos ni inmigrantes digitales. Esa será una de nuestras preocupaciones.

E, emprendimiento.

El emprendimiento está de moda. Ahora a los empresarios se les llama emprendedores. No, no nos sumamos a ninguna moda, simplemente pensamos que para que las cosas mejoren alguien tiene que empujar y que el que ve el carro y se lanza, ese es nuestro hombre (o nuestra mujer, claro está).

Emprender es  “acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro”. Bueno pues nosotros vamos a estar ahí, en la dificultad o peligro. Hay técnicas, sistemas, métodos para sortear esas dificultades y minimizar esos peligros y nosotros nos apuntamos al reto de implementarlas.