Low cost

En época de recortes no viene mal hablar de low cost que, aunque nos evoque vuelos baratos, es aplicable a todos los sectores como por ejemplo peluquerías o rótulos. Debe ser uno de los pocos conceptos que Google no encuentra a la primera…. ni a la segunda; todo está tamizado por algunas compañías aéreas.

Pensamos que low cost podría/debería ser sinónimo de just cost o de smart cost, es decir, ajustar el precio al producto, sin florituras. El que quiera florituras que las pague, aparte. Evidentemente no son conceptos excluyentes de medium cost o high cost, faltaría más, pero sí que, y más en época de crisis, no está de más hablar de costes eficientes, como hacee Pepe Llabrés, de Rotulowcost:

Muchas compañías que se apuntan a esta moda confunden el “low cost” con el “low price”. Vender a precios bajos lo puede hacer cualquiera. Otra cosa es que se gane dinero así. Para ganar dinero vendiendo a precios bajos la estrategia de la compañía debe centrarse en la eficiencia en las operaciones y en la productividad, y esto no se consigue de la noche a la mañana. Requiere un continuado esfuerzo de aprendizaje. Esfuerzo que puede requerir años. Y si no se presta atención a este pequeño detalle una compañía puede encontrarse que está vendiendo a 100 lo que le cuesta fabricar a 105. Cuanto más venda más pierde. Los éxitos de Wal-Mart, Southwest Airlines o Mercadona no son éxitos repentinos, sino que es el constante esfuerzo durante años por aprender a reducir costes lo que les permite vender a precios bajos.  No podemos olvidar que Vueling y Clikair (ambas low cost con sede en Barcelona) tuvieron que fusionarse para no desaparecer

Vale, el low cost tiene mala fama, ganada a pulso por algunas compañías -mayoritariamente aéreas-, pero eso no quita que no se pueda/deba trabajar el concepto para trasladarlo a nuestra lógica empresarial, quizá lógica de vida. Sin ponerse transcendentes, ¿verdad que las marcas blancas no son tan malas?. Pues eso.

FOTO: http://www.flickr.com/photos/certo/

Cloud

Ayer te daba las keywords con las que estoy trabajando para crear la empresa. Vamos a analizarlas en los próximos días a modo de reflexión en voz alta. Entiendo el blog como una conversación dinámica, no como un contenedor de sesudos análisis…

Respetando el orden alfabético, la primera era cloud:

“Cloud computing” es un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio y tecnología, que permite al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados y responder a las necesidades de su negocio, de forma flexible y adaptativa, (…), pagando únicamente por el consumo efectuado.

En una época en la que hay que ajustar costes y aumentar la eficiencia puede ser una buena solución para cualquier empresa SIN departamento de informática. Aquí el tamaño SI importa. La historia no es nueva, ya pasó con la electricidad, como nos recuerda Nicholas Carr en su libro “El gran interruptor“:

A hundred years ago, companies stopped generating their own power with steam engines and dynamos and plugged into the newly built electric grid. The cheap power pumped out by electric utilities didn’t just change how businesses operate. It set off a chain reaction of economic and social transformations that brought the modern world into existence. Today, a similar revolution is under way. Hooked up to the Internet’s global computing grid, massive information-processing plants have begun pumping data and software code into our homes and businesses. This time, it’s computing that’s turning into a utility.

¿Y de qué va la historia? Pues, en nuestro caso, una línea de negocio puede ser el puente entre pymes y proveedores de soluciones cloud. Y hasta ahí puedo leer, que sino después nos copian (1) 😛

(1) Cuando lleguemos al concepto “open” te explicaré porqué estaremos encantados de que nos copien 😉
Photo by Reini68 on Flickr

Empiezo a montar una empresa

Después de un breve período sabático ha llegado el momento de decir “despegue inmediato“. Venciendo la tentación de ponerle épica a la situación simplemente te diré que:

  1. Siempre pensé que quería montar una empresa
  2. Nunca pensé que lo haría en medio de una crisis como la actual

Empiezo, ahora mismo, a trazar la hoja de ruta y te lo cuento por aquello de las sinergias, ya sabes…. De entrada las keywords con las que trabajo son, por orden alfabético:

  1. Cloud
  2. Creatividad
  3. Formación
  4. Innovación
  5. Internet
  6. Low cost
  7. Open
  8. RSC
  9. Smart Cities
  10. Transparencia

Este es el punto de partida y, como dijo el poeta, se hace camino al andar… Ya te iré contando 😉

FOTO: http://www.fondosdepantalla.biz/wallpaper/Carretera-en-el-Desierto/


Hola 2012

La resiliencia está de moda. Nos lo recuerda Miquel Rodríguez, consultor artesano, en sus buenos deseos para el 12. Es cierto que vienen tiempos duros, pero vamos a plantarles cara, ¿no?.

Frente a la resignación del “todo está muy mal”, el derrotismo de “el año que viene será peor” y el fatalismo de “estamos en manos de los mercados” hay resquicios de esperanza libertad.

Pienso que el futuro está en nosotros mismos, en nuestra actitud más que en nuestra aptitud, que también pero seguro que sin la primera no vamos a ninguna parte.

Es una crisis sistémica, entre otras muchas cosas. Muy bien ya tenemos el diagnóstico, sólo nos falta actuar; eso sí, al margen del pueril “Piove, porco governo“.

Éste es mi planteamiento para el 2012: hay futuro y está en nuestras manos.

IMAGEN: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Watchmen_Smiley.svg