Avanzar a lomos de dromedarios….

camellos

Esta mañana he estado, una vez más, en un desayuno de la Cámara, via Dskonsulting y, esta vez, también Lilian Goberna. La ponencia, una vez más, interesante; aquí la crónica oficial.

De lo mucho interesante que nos ha contado Alejandro Szilágyi, me quedo con una obviedad que, a menudo, por obvia, olvidamos: hay que dar un paso atrás para tomar impulso. Fíjate en los lomos de dromedario -o camello- del gráfico: así se asciende.

La evolución no es linealmente ascendente sino que cada cambio supone una adaptación, una incertidumbre, una dificultad… una implementación. Es decir, reducimos velocidad para después poder ir más rápido. Y añado yo: no pararse a pensar, no pararse a reflexionar, no pararse a afiliar el hacha; en definitiva, a echar gasolina puede implicar que no lleguemos a nuestro destino.

Así pues, toma impulso si quieres llegar más lejos 😉

Anuncios